jueves, 16 de agosto de 2007

24 horas

Despertaste con la adrenalina todavía en la sangre, dormiste con un ojo abierto, consiente de tu insignificancia ante fuerzas mayores, miras a tu alrededor y solo ves personas queridas que necesitan una voz firme, un brazo seguro y hasta una palabra dura para que sus temores se alejen, aclaras la voz y asumes tu papel.

El día anterior rompiste tu propia marca de aguante y simulación de calma, fuiste cuerdo. Mientras los dueños del escándalo lanzan números espeluznantes 7.5, 7.7, 7.9. Con que facilidad se dicen las cifras, pero alguien es conciente de lo que dice? saben o recuerdan acaso que el 19 de septiembre de 1985 la ciudad de México soporto un terremoto de 8.0 y en menos de lo que tardas en maldecir tu suerte, entre 30 y 65 mil edificios y construcciones colapsaron o quedaron gravemente afectadas, acaso son concientes que en el terremoto que duro un poco mas de dos minutos en el distrito federal, murieron oficialmente entre 6 mil y 7 mil personas. y segun fuentes extraoficiales hubo entre 35 y 40 mil muertos y hay fuentes que aseguran que la cifra fue mayor. Imaginan acaso el estadio de béisbol del Seguro Social utilizado para acomodar cadáveres. Imaginan que se traía hielo a ese estadio para retrasar la descomposición de los cuerpo, mientras esperaban ser reconocidos por sus familiares que en enormes colas esperaban su turno?

Acá nadie repara que talvez estuvimos a 0.4 grados y 10 segundos de ser un desastre total, nadie repara y no quiere saber lo que personalmente te costo mantenerte cuerdo. la mayoría prefiere reír antes de pensar, por que al pensar repararan en lo inútil y frágil que puede ser todo aquello que día a día nos afana.

Hoy se lamenta mas de 300 muertos y algunos poblados desaparecidos casi hasta sus cimientos, pero y piensas que la sacamos barata; que el jefe existe y nos engríe, en una ciudad donde TODAS las cosas se hacen a la prepo de manera informal y siempre de la peor manera , el que no se haya venido abajo TODO es ya señal de que Dios es peruano, y seguro tiene un jato por acá.
Pero tu todavía tienes la adrenalina, latiendo en tus sienes, tienes el sobresalto, pendiente ante cualquier ruido sordo que parece crecer.
Necesitabas un amigo para contarle que mientras esperabas que tus compañeros salgan, dando palabras de tranquilidad tus manos apretadas temblaban.
Necesitabas un pata que te entienda el pánico que sentiste cuando le cuentes que el jodido teléfono no daba señal, que al ver señoras y mujeres llorar y correr, tu pensabas en gente a la que quieres cerca y no están, necesitabas alguien a quien contarle que regresaste a tu sitio para mandar un mensaje de tranquilidad y que nadie leyó.
Necesitabas un amigo, cuando sentiste que todo, literalmente todo, se podría caer a tu alrededor, necesitabas, pero que raro, estuviste solo.

Otra vez es tiempo de aclarar la voz, y asumir tu papel.

5 comentarios:

Petisita dijo...

Es tan cierto lo que dices, aveces uno no piensa en lo que tiene, solo en cosas asi. No se si Dios es peruano, la verdad que no me gustaria que solo fuese peruano, pero por lo menos ayer si lo fue.

Dragón del 96 dijo...

Creo que esto es solo un aviso, un lapo que cae sobre la soberbia cara de cada uno de nosotros. Muchos podemos reir, otros llorar, cada quien convierte el miedo que sintió a la manera que mas los reconforte, pero eso si que nos haga concientes.

Slaudos.

Mafa dijo...

De verdad me alegro de qie el terremoto no me agarro sola,que estuve con alguien a quien quiero y tuve suerte de haber estado en casa.
Sino otra hubiese sido la historia para contar en el blog.
Tal vez no hubiese posteado solo una conversación con mi conciencia.

Jazmin dijo...

Los teléfonos no funcionaban pero me alegró saber que Tani, tu y la familia estan bien,lo que se siente es impotencia al saber que no puedes hacer nada y cuando estas lejos y lees las noticias, ves la tele o escuchas la radio te das cuenta del horror que sufre la gente y de cuanto daño hace el amarillismo también. Que pase pronto, es lo que deseamos todos y sobre todo que los pueblos afectados, después de enterrar y llorar a sus muertos, con nuestra ayuda se vuelvan a levantar.

El perro andaluz dijo...

Como los machos.