lunes, 13 de agosto de 2007

Un mal día ...


Cuando pienses que el día es el peor de tu vida, descuida siempre puede empeorar, si no lee esta historia que por ahi me hicieron llegar.


Mientras paseaba por el inmenso parque, un hombre vio a otro que estaba abrazado a un árbol, con una oreja aplastada fuertemente contra el tronco.


Viendo esto, el hombre preguntó, "Solo por curiosidad, ¿qué estás haciendo?"
"Estoy escuchando la música del árbol", respondió el otro.
"Vamos, vamos. Tienes que estar bromeando"
"Por supuesto que no. ¿Quieres escuchar?"


No pudiendo más con su curiosidad, el paseante dice, "Está bien...". Así­ que colocó sus brazos alrededor del tronco y acercó su oreja.

Con esto, el otro le colocó un par de esposas, le quitó la billetera, sus anillos, su reloj, las llaves del auto y luego le quitó la ropa y se fue corriendo.

Dos horas después, otro caminante pasó cerca, vio al hombre desnudo, esposado al árbol, y le preguntó, "¿Qué te pasó?"
El hombre le contó la terrible historia de cómo y porqué se encontraba allí.Cuando terminó de contarle lo sucedido, el otro movió la cabeza en señal de comprensión, caminó hasta quedar detrás de él, lo besó suavemente en la oreja y le dijo, "De veras que este no es tu día, amorcito"

osea sonrie siempre, que siempre las cosas pueden estar peor; y si ya no puedes evitarlo quietecito y a evitar que goce el enemigo.

6 comentarios:

Imberbe_Muchacho dijo...

pucha que fea nota, como decia mi amigo, cuando la violacion es inminente, solo queda aflojar el cuerpo...

RacuRock dijo...

AHHHHH.. bueno cosas pasan.

Jazmin dijo...

ya pues, que te sirva de lección para que no te pares a hablar con cualquiera que este haciendo sonseras, ya sabes

Petisita dijo...

ay noooo, que feo. Es una parabola pro desconfianza, pero creo que algunas veces si es bueno desconfiar, no todo el mundo tiene buenas intenciones.

Dragón del 96 dijo...

Jajaja!

A menos no llovio.

Slaudos.

El perro andaluz dijo...

La desgracia mayor sería que le termino gustando.