jueves, 27 de marzo de 2008

digo...¿no?

hoy tuve un ataque de intrascendencias, genuflexo ante una pared blanca.

Nada sucede simplemente por que si,
las cosas se dan en el momento justo y a las personas exactas,
sea bueno o malo son simple consecuencia
de delirios, aciertos o indiferencias muy consientes.

Nada es tan bueno que no se pierda en el olvido,
ni tan malo que alguna vez no invada el recuerdo,
nada se añora por siempre, no existe el dolor eterno,
claro, tampoco hay felicidad completa;

Si la risa es extensa, esconde una mueca de dolor,
si un dolor no termina, seguro ya es engreimiento,
si un coqueto mohín es constante, se le llama tic,
y si tanta obviedad molesta,
el silencio es mejor compañía que un fallido intento de ironía.

:P