martes, 20 de mayo de 2008

Paco

Cuando conocí a Paco el era una presencia intimidante, no por corpulencia ni ostentación, simplemente por que su ADN lo hacia parte de un grupo predeciblemente muy diferente; verlo y asumirlo como lejano e indiferente fue una reacción instantánea, natural y muy común; días de trabajo y constante pelea contra la improvisación, que como regla rodea todo lo que en este suelo se hará, me llevaron a conocerlo, apreciarlo, entenderlo y a sentir que aun detrás de esa mascara de rebeldía e indiferencia había una persona cálida alegre y agradecida.

Paco fue el amigo que no quise y tuve, el amigo que no busque y me encontró, el que yo evitaba mientras el siempre se sintió bien conmigo; pues mientras mi desconfianza me mantenía prudentemente distante, cordialmente amable y laboralmente solidario, él llevaba mi nombre entre sus conocidos como el de su mejor amigo.

Mía fue la pena de perderlo de defraudarlo y de no reconocer que las etiquetas que uno pone en la gente, por mas que estas estén justificadas, son solo estorbos en el camino del cariño sincero; de la amistad desinteresada y duradera.

Hoy vi a Paco, cruzo frente a mi, muy reconosible por su caminar relajado, su pelo rubio rebelde, sus ojos a medio dormir y su inconfundible hinchaje por Alianza Lima que se delata en la mochila que lleva y en el llavero que nunca esconde y que para él bien valdrían la pena pelear.

Iba extraño con esa corbata y el traje gris claro que llevaba y la prisa de su andar que delataba responsabilidad, tardanza y trabajo. Quise alcanzarlo y decirle que agradezco mucho que me enseñara, sin él saber, lo que es la verdadera amistad, que agradezco la lección de humildad que me dio, agradecer que mi imperfección a el le alcansara para considerarme su amigo. y que lamento mucho no haber entendido a tiempo todo esto. Quise alcanzarlo, pero no me atreví y solo lo mire mientras el volteaba sus pasos hacia la avenida.

Paco es una persona genial, inteligente, integra, capaz de saltar a la nada solo por no ir contra sus ideas, de renunciar a su familia por amor y de encontrar en un bobo al mejor de sus amigos.

No hay comentarios: