viernes, 11 de julio de 2008

El regalo mágico

La otra tarde, entre descansos debatía con una persona de las pocas que existe en este mundo con las que puedo largamente conversar, radicalmente discrepar, ferozmente contradecir, inútilmente insistir y descarnadamente pelear, renegando y sonriendo a la vez; en fin creo que es una de las únicas amistades que tengo que puede soportar y provocar en mi las mas grandes ansias asesinas y las simpatías mas radicales.

Pero, no diré mas al respecto por que el post no es sobre esa persona, el tema central es que hablaba yo sobre la importancia de un obsequio, pero no la importancia material por que en realidad si lo vemos desde la lógica simple, fría y dura un regalo es la mayoría de las veces la entrega física de un objeto de valor comercial cuantificable (poco o mucho, who cares!!) que en realidad no encierra nada mas.

Yo, soñador y defensor de causas perdidas me empecinaba en explicar que un regalo que se da con el corazón o simplemente con cariño y amistad, encierra un poco de la persona que lo da y que representa algo mas que el valor monetario, físico del objeto dado.

Por otro lado la lógica correcta pero fría y dura (si lo dije dos veces!!) me retrucaba diciéndome que un objeto es un objeto y que el aderezo poético ensoñador al asunto, es problema de la persona que lo asume como tal.

Y a pesar de como lo vea cada uno de los pocos leyentes de este desvarió creo que esta discusión trivial y trasnochada no es de tan evidente solución

Por que si bien es cierto; el cariño, el amor, la amistad o aprecio y el sentimiento en general hacia una persona, es un sensación subjetiva que sentimos con una parte intangible de nuestro ser; y que además existe, por que creemos y confiamos en que es reciproco; Nada en lo dicho garantiza de ninguna forma que el cariño/afecto que se tenga por la otra persona sea compartido o siquiera advertido.

Y en ese caso; el ramo de rosas que yo regalo con mucho sentimiento y emoción para la otra persona puede llegar a ser solo plantas muertas en una caja de cartón; y en ese entender la persona a la que se le da ese presente perfectamente puede tirarlo al tacho, sin ningún remordimiento; puede ofenderse con el regalo y molestarse con el remitente y todo eso teniendo total conciencia y convicción de que lo que hace es lo correcto.

Entonces yo me pregunto ¿cual seria el triste destino de tantos poemas escritos en servilletas, que se entregan en las románticas citas a la hora de cafecito?, ¿cual seria el significado de una canción que se dedica a media luz? o ¿donde iría a dar aquella simple flor que se arranco de un jardín para regalarla a la persona que acompaña la caminata al atardecer? ¿acaso todo eso vale menos que el esfuerzo de leer este post?

Y la respuesta es simple aunque me eludió por un buen rato.

En efecto, todo eso vale menos que el polvo en la pata de una mosca, si se hace, se da, o se vive con la persona equivocada y ahí mi error y ahí el punto a favor, crudo y descarnado de mi compañero de discusión.

Yo, no se lo diré nunca, pero esta vez me gano, tuvo razón; pero (siempre pondré un pero) como además soy un mal perdedor; a su tesis ganadora tuve que ponerle una adenda con la cual mi propia tesis toma el valor y la vigencia que yo quería.

¡Si! efectivamente un pendiente puede ser solo una baratija de lata y vidrio, las rosas efectivamente son solo plantas muertas, las largas caminatas solo significan ampollas en los pies, los flechazos solo agarres correctamente disimulados, los besos un motivo que impide la erradicación de la gripe y la amistad, la amistad es la conveniencia en patines!!. Siempre y cuando del otro lado no este una persona que sea primero sincera y después que sienta por ti, aunque sea minimamente lo que tu sientes por esa otra persona.

Dicho esto mis regalos pueden seguir siendo mágicos y maravillosos por que siempre irán a las manos adecuadas


Me veo en tus ojos
Me veo en tus ojos líquidos de almendro,
ellos y yo somos tres náufragos vigilantes,
frente a un mar brebaje.
De mi boca sale una niña jubilosa
que salta a la comba, que juega
en el patio inocente de tu infancia.
La mujer besa sin tiempo,
cuenta los minutos que faltan para el sueño



**Imagen y poema originales de http://servilletero.wordpress.com/
:P

8 comentarios:

Lena dijo...

No hay mejor regalo que un poema en una servilleta ajada.

Estoy convencida de que la persona que reciba prsentes tuyos los sabrá apreciar.

La magia está en los ojos del que da y del que recibe...

Inmenso este post!

Me ha encantado.

Un besote

Palbo dijo...

Dear,

I'm collecting numbers from various languages.

I politely ask you send me numbers from 1-10 in your language.

Thank you.Än tilt wofeni woka
weq arälemba hesta
hellasano sellä hest
demoka rwiqelso än.

Chio dijo...

Los mejores regalos son los que uno hace con el corazon.

Hasta una sonrisa en el Timing adecuado, puede ser el mejor regalo si se da justo cuando es necesitada :D

Besos!

TRuLy dijo...





No importa cuan lindo sea el detalle o cuan romantico si no se lo haces a la persona indicada...


Me gusto tu post.



El perro andaluz dijo...

Ahora: ¿Uno hace los regalos pensando en la otra persona: o en uno mismo?
Pienso que un regalo es un detalle y si no hay detalle, no hay regalo.
Para explicar este punto necesito mucho tiempo, así que mejor lo dejamos ahí:)

Cys dijo...

Lo que importa no es sólo el detalle, si no de quién venga. A mí al menos me cautiva por igual una rosa que una docena, pero claro, depende de quién sea esa rosa.

Laura dijo...

Los poemas de mi ex novio Valentín, ese que menciono en mi último post (el del bulto, je) los tengo bien guardados en el lugar que destino desde niña a los recuerdos especiales.

Dragón del 96 dijo...

Nunca me habia puesto a pensar que un regalo podría ser solo eso, un objeto al cual no se le de uso o sea desechado mas tarde.

Ahora tengo una excusa para no hacer mas regalos.

Slaudos.