lunes, 29 de septiembre de 2008

Fuí, respiré y volví

La semana pasada estuve de viaje en el entrañable Cusco, necesitaba desintoxicarme de tanto smog, ruido y trabajo sin sentido; (En algunos sitios como el mío, la mayoría del tiempo haces cosas y no sabes para que las haces, desde hace un tiempo simplemente siento que soy una pieza en una maquina que se supone tiene algún objetivo, aunque no sepa cual es, o al menos quiero creer que así es).

Cogí 4 cosas, cambie 15,000 millas Lan y me fui a Cusco a recoger sonrisas, aire puro y tranquilidad; a diferencia de otros viajes no avise que me iba ni que llegaba; solo mi esposa y un amigo sabían de mi viaje, normalmente paso la voz a todos los amigos que todavía tengo por allá y a aquellos que desde acá se puedan unir a mi viaje, pero esa costumbre siempre me deja un mal sabor de boca; por que nunca recibo la respuesta que espero; inclusive, alguna vez alguien me dijo que no tenia por que ir (¿?). Que no tenía nada que hacer allá. Pero, SI ES PRECISAMENTE POR ESO QUE VOY!!

Llegue, camine, comí rico, baile duro, dormí tarde, me desperté tarde. Fui feliz con el frió duro de las tardes y el calorcito de las noches de disco, cambie totalmente mi recorrido, no fui a donde siempre iba o me llevaban, (en Cusco siempre, siempre juego de visita y los amigos locales nunca dejan de hacérmelo notar) me metí a otros sitios, encontré gente que no veía en tiempos y recupere mis ganas de seguir.

Gracias al Cusco lindo, a los amigos que siempre están por ahí, esperando que uno aparezca; a las callecitas angostas de piedras resbalosas a los millones de escalones escondidos entre esquina y esquina, a San Blas (mi sitio favorito, en todo el mundo) a los desayunos en el ayllu, los chicharrones en los mundialistas, a la sopa criolla en el chezz Maggy, a Maris y sus caminitos a ningún lado, al José Cuervo 1800 (que rico tequilon!!) del Ukukus, muchas gracias a Tani que me entiende y me quiere tanto como para dejarme ir sin hacerse problemas.

Estoy de vuelta, casi como nuevo, seguiré peleando con lo que se ponga al frente, seguiré aburriéndolos desde este blog y esperando juntar otras 15,000 millas o el equivalente en soles que me lleve de nuevo a jugar de visita en mi casa.

:P

6 comentarios:

Laura dijo...

Ay, a mí me encantaría ir a Cusco. Hace tiempo que quiero viajar a Perú y debo emplear parte del dinero en otra cosa.

Pero bueno, ya se me hará.

Dragón del 96 dijo...

Yo no conozco Cuzco.

Pero viajes así a lugares mas cercanos, cuando puedo solamente.

Slaudos.

digler dijo...

totalmente renovado

bien por el viaje!

Patricia dijo...

Que lindo es Cuzco!!! Que bien que usaste tus millas en ir.
Asi que un amigo te digo que 'no tenias porque ir'...de lo peor.
Bueno peor mis amigas que no toman un taxi a Chorrillos 1 vez al an~o que estoy por Lima. Chorrillos es lejos pero parece que mi amistad no vale ni los 10 soles del taxi para ellas (aproveche para desfogarme, perdon)

agente naranja dijo...

hago más de diez mil kilómetros para pasar unos días en cusco y tienes la jeta de estar allí una semana antes de mi llegada. ¿qué te costaba esperarme diez días, capullín?

Cathy Pazos dijo...

Cusco es increible, es un lugar maravillos, me gustó mucho tu experiencia y más aun que la compartas.