miércoles, 28 de enero de 2009

Milhoras naked

  • Peco al evitar problemas encargándome de las soluciones,
  • Me equivoco cuando prefiero encargarme yo de los detalles que dejarlos en manos que los hagan de mala gana,
  • me detesto cuando acepto, sabiendo que mi negativa traerá una hemorragia de ataques y reproches camuflados,
  • Odio elegir ser el que pierde por que al menos yo llevare mi derrota en silencio y dignidad,
  • Me rompe las entrañas cuando repaso el camino y descubro que el que mas se fajo fui yo y es otro el que se siente abusado por mi,
  • Me molesto cuando asumen que la gratitud de los demás hacia mi es opcional.
  • Me irrita tener que conceder batallas ganadas, por que los argumentos del oponente son pataletas y pucheros.
  • Odio la modestia cuando el esfuerzo me partió el alma y debo decir "no es nada"
  • Odio aplaudir al pendejo que haciendo menos que yo se lleva todos los méritos,
  • Me revienta poner la otra mejilla cuando debería romperle la jeta al atrevido,
  • Odio asumir roles cuerdos cuando el miedo me parte por dentro,
  • Detesto que esperen de mi cosas sensatas en medio de un problemon del infierno,
  • Me emociona que sobreentiendan mis actitudes, por que sé que los sorprenderé.

Me jode tener que decir estas cosas al blog, por que decírtelas en ciertas caras me remitiría a lineas anteriores


:P

4 comentarios:

Laura dijo...

Expresate, hacete valer más a menudo, mi amigo, que yo enfermé de la barriguita porque me obligaron a "tolerar" cosas que había que señalar. Igual siempre digo lo que pienso, pero a veces el otro se tapa los oidos.

¿Se me pasó el minuto? Bueno, un abrazo y adiós.

digler dijo...

creo que lo que mas se odia es el callar cuando no se debe

eso y hablar cuando se debe callar

Dragón del 96 dijo...

Creo que muchos sentimos lo mismo. No sé porque detestao tanto como tu ceder batallas por llantos.

-escalofrío-

Slaudos.

agente naranja dijo...

me jode que las que están realmente buenas me miren todo el tiempo.
el temible agente naranja, muerto de frío en londres.
un abrazo, campeón.