jueves, 8 de noviembre de 2007

y el tiempo pasa volando...

los que me leen, y no me conocen habrán podido adivinar que soy un nostálgico empedernido, extraño con furia serrana a MI gente, recuerdo con mucho cariño momentos especiales, algunos olores, sabores, colores me traen reminiscencias de sitios acogedores y cálidos, de amores eternos, de penas imposibles, y mas lejos en mi mente de habitaciones con ventanas grandes frente a un manzano donde solía esperar que la lluvia termine para salir a jugar con mis hermanos o embarrarme como un un topo. me encantaba la lluvia por que era la epoca perfecta para destrozar el jardín de la abuelita con las carreteras para mis carros o en el colmo de mi espíritu destructivo iniciaba la cuarta o quinta guerra mundial, literalmente despanzurrando tropas, amigas y enemigas, a pedradas o haciendo que los cantos rodados que mi abuelita, meticulosa y casi cientificamente ponia en el jardin, terminaran como cascajo o arena.

Bueno pues, el otro dia la abuelita cumplio 99 años, es gracias a Dios una señora bellisima que me enseño a leer a la edad de 4 años, me enseño a sumar numeros larguiiiisimos, me enseño a rezar, a respetar la palabra de las personas mayores y el valor de un coscorrón, me hizo en el poco tiempo que vivimos juntos la base del hombre que soy ahora. felizmente apesar de la edad esta perfectamente lucida las fuerzas ya no son las de antes pero sus ganas si y es capaz de darme un sermon por no llamarla mas seguido, como de contarme las mil y una diabluras que hacia yo, a la edad en la que no recuerdo haber haber existido.

Una mujer maravillosa, que en sus hombros asumió el timón de su familia sin quejas ni remilgos y dentro de sus posibilidades ayudo a la familia de la cual vengo yo; a encontrar su camino y puedo asegurar que lo que puso en mi, yo lo transmitiré a la familia que he formado.

Hoy con mas nostalgia que antes miro los años pasados y me doy cuenta que el tiempo si pasa volando, pero las cosas importantes siempre estarán en mi; como ella y su cariño enooorme.

Las ventanas largas donde veía la lluvia caer no existen mas, el viejo manzano todavía esta, pero jugar en el barro ya no me seduce como antes. Yo se muy firmemente que esas emociones jamas se borraran de mi mente y en los ataques de nostalgia donde los pienso a todos y los extraño a todos, siempre los imagino conmigo esperando que pase la lluvia para salir a jugar. y la abuelita esperando como siempre a que regrese.

5 comentarios:

TRuLy dijo...




Me alegra ser la primera en comentar este post..
En verdad es muy lindo, los abuelitos son magnificos... que rico que ella con sus 99 anhos encima aun te llame para "resondrarte" por no llamarla tan seguido :)

Definitivamete hay cosas que nunca olvidaremos.. olores, sabores, paisajes... Yo tb recuerdo con nostalgia mi ninhez..


Un beso!


Petisita dijo...

Yo no pude gozar a 3 de mis abuelos porque se fueron o antes de que naciera o cuando yo era muy chiquita. Mi abuela paterna si vivio con nostros hasta que yo tenia 15 años. Hay cosas que uno no olvida, y se mantienen en nuestra memoria muy vivas. Ahora mi marido si tiene sus 4 abuelos y siempre le digo que los llame, que les cuente aunque sea las trivialidades de la vida pero que se sepan queridos aunque ya lo sientan. 99 años! me pregunto que memorias tendra ella de sus abuelos? y de su epoca.....

Fiore dijo...

Ohhh como adoro a mis abuelos, ellos ayudaron a mi madre a criarnos a mi y a mi hermana, para mi son ejemplo de vida y de amor.
Muy lindo el post

Un bso

El perro andaluz dijo...

La nostalgia es uno de los sentimientos más chéveres. No es pena ni tristeza, es una felicidad contenida.

Dragón del 96 dijo...

Una de las tantas cosas de las que leo y me sorprendo es de la participación de los abuelos en la crianza de mi familia. Mi vieja tiene 7 hermanos y mi viejo tiene 3, como que no eramos los favoritos.

99 años? Wow!

Slaudos.