lunes, 21 de febrero de 2011

otra vez al principio

Últimamente mis días en la oficina no pasan de ser de un tedio absoluto, lo cual me da tiempo de revisar a ojo de pájaro algunas cosas de las que siempre me han llamado la atención pero a las que nunca he podido dedicarme por completo; están por ahí los chismes tecnológicos, que si tal fabricante hizo cual cosa, y si cual cosa se hizo aun mas miniaturizada, que si tal marca, compro a la otra, que si la tecnología en la que tu creías ser bueno, dejo de ser utilizada por el mundo racional, etc. todas aquellas delicias que de alguna manera suelen llamarme la atención.

También esta la lectura de blogs amigos y no tan amigos, esta afición es relativamente nueva por que aunque soy un bloguero desde el 2004, ese lapso de tiempo es diminuto si comparamos el tiempo que vengo siendo aficionado a las computadoras o a mi equipo de futbol o a los video juegos, o a eso tan morboso y apasionando como es la aplicación de la investigación deductiva en el rastreo de antiguos amigos, amigas; vecinos recurrentes en la mansión de mis recuerdos queridos.

así que de vez en cuando entro al Reader a ver cual de mis antiguos contactos a dado muestras de salir del coma, y me encontré esta semana con dos de mis antiguos favoritos que escribieron algo.

La verdad no importa mucho lo que escriban lo que me encanta es el desenfado que tienen para ser ellos, la capacidad de mostrarse como son en 50 palabras o menos y la agradable sensación que dejan en el pecho después de haberlos leído.

Sera motivo entonces para que yo también retome mi costumbre de tratar de explicarme en 50 palabras o menos cada vez que a mi mente lleguen en estampida ideas o pensamientos que de tanto llegar juntos no terminan por salir

 

:P

No hay comentarios: